Que males nos aquejan para la supervivencia de España

La trayectoria que ha seguido España desde su fundación en el siglo XV con los Reyes Católicos como un futuro Imperio hasta la situación actual de una decadencia continuada que  si no se corrige con medidas drásticas harán saltar a la nación española por los aires en pedazos terminando con la supervivencia definitiva de ella.

general Polavieja

Ya el general Polavieja tras el Desastre del 1898 decía: “…Tuvimos el Imperio mientras lo merecimos; Hoy somos pobres, pequeños y débiles, porque lo merecimos también.”

¿Nos quedan las aptitudes y alientos necesarios para conservar la Patria que nos dejaron tantos y tan combinados desastres?

Pidamos a Dios y a la Virgen de Covadonga devuélvanos todas las grandes virtudes y cualidades que hemos perdido y sin las cuales iremos fatalmente a la total ruina.

Actualmente acabada la etapa del cesarismo político, representado por el gobierno autoritario y centralista del general, Franco, se estableció un nuevo sistema político, de monarquía parlamentaria, con una democracia representativa por partidos políticos y una autonomía de regiones, con el intento de paliar las pretensiones separatistas de Vasconia y Cataluña.

Todas las medidas adoptadas por varios gobiernos sucesivos, de distinto signo político, han sido un fracaso, y nos encontramos en la encrucijada de un deterioro generalizado de la vida política por el trato de favor a ciertas autonomías (el cupo vasco y navarro y el régimen fiscal aprobado para Cataluña) que origina un incumplimiento tácito del principio de igualdad de trato de todos los españoles.

La actual Constitución es necesario derogarla por un texto constitucional que corrija los errores que tras sus 38 años de vigencia son notorios y también realizar un cambio de rumbo político por el régimen instituido de la descentralización política de la  España de las Autonomías que ha sido un consumado fracaso porque no ha garantizado el principio de igualdad de  los españoles (Cupo vasco, Cupo navarro y quizás ahora  no sé qué dadiva se concederá a los independentistas catalanes etc.,.) originando un excesivo gasto insostenible que nos aboca  a la quiebra y que ha dividido cada vez más a los españoles inculcándoles egoísmos territoriales, expresados en las manifestaciones políticas convocadas en el país tras los proyectos de trasvases  de agua de los ríos nacionales para su aprovechamiento racional y solidario (recordemos los proyectos de trasvase del Ebro, Tajo-Segura etc.,.), así como el incumplimiento en algunas Comunidades Autónomas y especialmente en Cataluña del uso de la lengua oficial del castellano donde el sector nacionalista desprecia al castellano como idioma nacional e  impide su uso en el ámbito académico o la escolarización en el idioma castellano hasta el punto que  sus actividades culturales (museos, órganos oficiales e incluso  en la actividad económica) se impide rotular en castellano imponiendo las autoridades un régimen sancionador con multas coercitivas si los establecimientos comerciales e industriales no   están sus nombres rotulados en el dialecto catalán, idioma por imposición constitucional y otras como el uso de la bandera nacional junto a la autonómica en Instituciones o edificios públicos.

Acabemos cuanto antes con el Estado autonómico que origina todos estos problemas expresados y lo sustituimos por un Estado Unitario centralista en lo político donde se reconozca a España como  única nación y descentralizada en lo administrativo con la institución de un Estado Regional a imitación de Italia donde el Congreso de Diputados atienda a su función legislativa de  la política nacional y el Senado se limite a las diferentes regiones del Estado.

Muchos son los males que inciden sobre la futura supervivencia de España, siendo los más importantes:

1º) Carencia absoluta en la sociedad española de conciencia nacional.

Ya ha sido definido anteriormente que es conciencia nacional como un sentimiento colectivo, de índole espiritual en el que participa todo un pueblo, capaz de realizar algo, sea empresa o destino común.

Esta es una triste realidad, notoria en la mayor parte de la sociedad española y que origina una desconexión entre las gentes e impide cualquier proyecto  inmediato o futuro para desarrollar nuevas ideas.

Si no recuperamos está carencia de conciencia nacional no podemos plantearnos un futuro próspero e ilusionante para las generaciones venideras y seremos víctima de una verdadera desaparición como pueblo,  capaz de cohesionar nuestras voluntades para hacer frente a cualquier pueblo invasor o el mantenimiento de la unidad nacional para rechazar cualquier intento de los  nacionalismos emergentes que tienden a destruir nuestra unidad.

2º) El comportamiento inmoral de los partidos políticos.

El Art 6 de la actual Constitución dice: Que los partidos políticos expresan el pluralismo político y concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son el instrumento fundamental para la participación política. Su creación, y el ejercicio de su actividad son  libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley.

El Art 2 de la Constitución española se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, Patria común de todos los españoles pero reconoce y garantiza el derecho de autonomía de las nacionalidades y regiones.

Este artículo es una paradoja porque establece el principio de unidad de nación española pero reconoce la existencia de otras nacionalidades.

Si revisamos el Derecho comparado, las Constituciones europeas de los Estados democráticos, existe un principio generalizado en todas de defender  la integridad nacional o al menos declarar inconstitucional las organizaciones o partidos políticos que atenten contra ella.

En la Constitución española del 1978  fueron legalizados todos los partidos independentistas y separatistas y fruto de ello, muchos de ellos gobiernan en algunas Comunidades como Vasconia, Cataluña, Navarra, Baleares e incluso en la administración local en múltiples municipios en donde su comportamiento es inmoral porque no  respetan la bandera de España e incluso hay una total  permisividad para realizar  ultrajes a las enseñas patrias como la bandera que a veces es quemada ante los ciudadanos y las autoridades no lo  impiden, ni proceden a castigar estos delitos.

3º) Avance desmesurado del nacionalismo a nivel nacional.

Con la aprobación de la Constitución del 1978 era previsible que los movimientos nacionalistas en Vasconia, Cataluña  y Galicia, todos ellos nacieron en el siglo XIX a iniciativa del político conservador Cánovas del Castillo que permitió tras la derrota de la 3ª Guerra Carlista del reconocimiento del “Fuerismo” originando la creación de asociaciones de este índole.

Tras el Desastre del 1898 con la pérdida de las últimas colonias de ultramar (Cuba, Puerto Rico y las Filipinas) siguieron estos movimientos  incrementándose con  la agonía de la Restauración hasta que ya en la Década de los años 30, de nuevo en el siglo XX se  unieron todas sus fuerzas nacionalistas vascas y  catalanas aliándose con el PSOE, concurriendo a unas elecciones municipales que ganaron sus candidatos en la mayoría de las ciudades  importantes del país, aunque mayoritariamente habían  ganado las candidaturas  monárquicas originaron la dimisión del rey Alfonso XIII, mal aconsejado por el Conde de Romanones que provocó el advenimiento de la 2ª República.

Actualmente sobre la españolidad de ambas regiones de Cataluña y Vasconia realizamos un estudio demoscópico. El sentimiento de españolidad  en Cataluña es del 55% y el sentimiento exclusivo catalán es del 40%. En Vasconia la españolidad desciende al 10,50% y de identidad exclusivamente vasca alcanza el 44%, cercana a Cataluña. Y esto es debido a que un 38,24% de los vascos y un 35% catalán pertenecen al grupo de “la doble identidad”.

Profundizando en  esta cuestión, preguntados en Cataluña su sentimiento de pertenencia un 23,47% de los encuestados se sienten más catalanes, un 27,21% más catalán que españoles, un 38,24% tan español como catalán y  un 2,62% más español que catalán y 3,73% sólo españoles.

El Socio metro del Gobierno vasco concluye sobre este asunto que  un 30% de los ciudadanos se siente únicamente vasco, el 17% más vasco que español, el 36% tan  español como vasco, el 5% más español que vasco y el 7% únicamente español.

No son de extrañar estos resultados expuestos por causa de que se han cumplido las condiciones apropiadas para esta expansión del nacionalismo que en otros tiempos era emergente pero que hoy está tan desarrollado por la vigencia de la Constitución del 1978 que legalizó los partidos nacionalistas e independentistas a nivel nacional y estableció el Estado de las Autonomías concediendo la transferencia de educación a las Comunidades Autónomas que han impuesto su dictadura contra el uso del español a nivel nacional con el uso exclusivo de su  dialecto (Vasconia  y Cataluña) o su lengua (Galicia).

El problema aunque es gravísimo pero tiende  a radicalizarse y así en Cataluña se amenaza con extender esta corriente  independentista  a las  Comunidades  valenciana y balear con el estúpido término de “países catalanes” cuando en Valencia el idioma autónomo después del español, es el valenciano, dialecto del provenzal y en Baleares su idioma autónomo es el mallorquín, el menorquín y el ibicenco, todos dialectos del provenzal, según el sentimiento regional aunque constitucionalmente el gobierno de Suarez cobardemente declaró el catalán por presiones  nacionalistas catalanas.

En Vasconia, el gobierno del Sr. Suárez hizo una concesión en la Constitución a esta Comunidad y según la Disposición Transitoria Cuarta permitió la incorporación de Navarra al Consejo General Vasco a través del Órgano Foral Competente por decisión de la mayoría de los miembros que lo componen.

Todavía en Navarra existe una corriente española presencial pero si se sigue extendiendo el nacionalismo vasco- navarro podrá en un futuro Vasconia  anexionarse Navarra.

4º) Elección inadecuada de la forma de Estado.

España, tras la muerte del general Franco y después de un periodo largo de más de 30 años de cesarismo político y ante los problemas que amenazaban la unidad nacional con un terrorismo  creciendo en referencia a ETA que ya había asesinado a varios centenares de ciudadanos, (funcionarios, militares, empresarios etc.) y una  oposición al régimen, mayoritariamente del Partido Comunista y ocasionalmente de algún núcleo anarquista pero afortunadamente controlada  por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad  del Estado y con unas fuerzas armadas al servicio de la Patria fue  la clase política desnaturalizada, procedente del mismo régimen, quienes propiciaron un cambio de signo constitucional.

Un hombre ambicioso, sin conciencia nacional probada, mediocre como estadista Adolfo Suárez a quien el rey Juan Carlos le encomendó la reforma política.

Este personaje acometió la reforma echándose en los brazos de los nacionalistas catalanes y vascos y adelantándose al cambio constitucional  le otorgaría un Estatuto de  Autonomía preconstitucional a las regiones de Vascona y Navarra basándose en unos supuestos derechos históricos inexistentes reconocidos por la 2ª República española y a Navarra  en una legislación del Amejoramiento del Fuero del siglo XVIII, concedida por el rey Felipe V por su lealtad de Navarra a su causa en la Guerra de Sucesión del 1709.

Todas estas concesiones eran un fraude para el resto de las regiones de España pues lo único que prevalecía era  el temor oculto de la clase política a la organización terrorista ETA radicada en estas comunidades y que conculcaba el principio de igualdad de todos los españoles ante la ley.

Estas concesiones realizadas a las regiones citadas le condicionaron para elegir el actual Sistema Autonómico, que es una descentralización política (no administrativa) en todas las regiones del Estado y dotándoles de un poder político incontrolado, posteriormente legalizando los partidos políticos independentistas y separatistas que se suponía que en Cataluña y Vasconia estarían al frente de sus gobiernos venideros.

No es una novedad lo ocurrido en Cataluña el 1 de octubre del 2017 cuando se produjo el proceso de Secesión respecto a la nación española y que el gobierno el Partido Popular a cuyo frente su Presidente Rajoy no estuvo a la altura de las circunstancias para ejercer cobardemente el Art 155 de la Constitución pudiendo suspender la autonomía “sine  die” y ahora nos encontramos con una fallida República catalana proclamada y un gobierno fantasma que conspira desde  Bélgica contra nuestra soberanía.

España geopolíticamente se encuentra ubicada en Europa entre Francia y Portugal siendo ambos países  Estados unitarios centralistas políticamente y cercano a nosotros esta Italia que durante la Alta y Baja Edad Media y la Edad Moderna estaba dividida en  un mosaico de repúblicas y Estados independientes y en la Edad Contemporánea consiguieron su unidad fundándose un Estado centralizado en lo político y con una descentralización administrativa regional controlada por el Senado.

Ante estas circunstancias España debería haber elegido una forma de Estado de monarquía parlamentaria como un Estado unitario centralista en lo político y con una descentralización administrativa  de ciertas funciones, manteniendo el Estado central las competencias de educación, sanidad y seguridad, esta última respecto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sin la creación de policías autonómicas en otro lugar del Estado. Así mismo blíndese el derecho de que el idioma español sea obligatorio en la enseñanza pública nacional en todo el territorio del Estado.

5º) Derogación de la Constitución del 1978 y sustituirla por otra Constitución centralista lo político y descentralizada en lo administrativo, bien a través de las Diputaciones Provinciales o el Senado como la actual Constitución italiana.

El pensar  en una futura reforma constitucional no es factible porque hay que modificar su estructura orgánica que es la eliminación del Estado de las  Autonomías y por lo tanto es más fácil derogar el engendro de las Autonomías, obra cumbre de Adolfo Suárez a quien el rey en corta vida política le otorgó sucesivos honores y siendo el principal el nombramiento de Duque de Suárez, título nobiliario que fue creado para él y sus descendientes futuros así como tras su muerte el inmerecido reconocimiento a su nombre del Aeropuerto sito en  Barajas de Madrid como Aeropuerto  Adolfo Suárez.

En el contenido de la Constitución del 1978 no está  reconocido el principio de igualdad de los españoles (Cupo vasco, cupo Navarro y quizás en un futuro no sé lo que se concederá al actual gobierno secesionista catalán por su traición al resto de los españoles); el gasto del sistema autonómico es insostenible que aboca a la futura quiebra y que divide cada vez más a los españoles por egoísmos territoriales expresados en el fracaso del gobierno central en los trasvases de los ríos nacionales en su aprovechamiento como bien común (recordemos las trasvases del Tajo, Ebro y Segura etc…).

Sustituyamos el Estado Autonómico por un Estado unitario y centralizado en lo político que reconozca España como única nación indivisible y descentralizada en lo administrativo a imitación de Italia con un Congreso de Diputados que atienda el poder legislativo y un Senado que controle la descentralización administrativa  de las regiones.

Otro aspecto a regular  si revisamos el Derecho comparado de las Constituciones europeas en los Estados democráticos comprobaremos que existe un principio generalizado en todas, de defender la integridad territorial o al  menos declarar inconstitucional la organización o partido político que atente contra ella.

Así la Ley Fundamental de Bonn del 23 de mayo del 1949 en su Art 21 dice:

“Regular los partidos políticos que cooperen en la formación de la voluntad del pueblo”. En su Apdo. dice: “Son inconstitucionales los partidos que por sus fines tienden a atentar o suprimir el orden libre y democrático o a suprimir la existencia de la República Federal”.

En la Constitución actual del 1978 se reconocen la legalidad de los partidos  independentistas y separatistas así como su  representatividad en los gobiernos autonómicos y en las Instituciones del Estado como de los  Diputados y del Senado.

6º) Potenciar  los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado así como híper dimensionar los efectivos de las Fuerzas Armadas.

Uno de los factores negativos de la clase política es el considerar equivocadamente que las Fuerzas armadas es un enemigo de la sociedad civil y durante el desarrollo de la España Contemporánea el poder civil representado por la clase política ha tratado de minimizar al poder militar y reducirlo por considerarlo que era un freno para su protagonismo, muchas veces inmoral y corrupto y  que era la espada de Damocles para su sustitución.

Hay muchos ejemplos de estos comportamientos indecentes a lo largo de la historia como los que describo a continuación:

Durante la Guerra de la Independencia, tras el traslado de la Familia Real a Francia por orden de Napoleón la clase política y dirigente en aquel entonces, mucha de ella afrancesada e incluso los altos dignatarios de la Iglesia colaboraban con el rey impostor José I, hermano de Napoleón al que el pueblo español en término despectivo le decía “Pepe Botella” y seria en Madrid el 2 de Mayo del 1808 cuando el pueblo y parte del ejército en relación con el Parque de Artillería de Monteleon dirigido por los capitanes Daoiz, Velarde y el teniente Ruiz se levantaron contra el ejército francés y dieron el grito de rebeldía contra el invasor.

Durante el gobierno progresista del general Espartero, Barcelona se sublevo contra él y se vio obligado para reducirla enviando al ejército para bombardear la ciudad y así su dicho “que para que hubiese paz en España era necesario periódicamente bombardear Cataluña”.

En la 1ª Republica española que desafortunadamente fue un fracaso, fue el general Pavía quien providencialmente salvo a España de su desintegración pues después  de tanto desastre y desgobierno de la clase política, con los movimientos cantonales en toda España (Barcelona, Cadiz, Cartagena, Camuñas etc,) la Guerra carlista y los movimientos obreros se vio obligado con el ejército a entrar en el Congreso de Diputados, disolver las Cortes y al gobierno de entonces.

Esa misma experiencia se repitió en la ilusionada proclamación de la 2ª Republica proyecto fallido por los excesos revolucionarios (quema de Iglesia y conventos, asesinato de religiosos, revoluciones de la izquierda en Asturias, Cataluña, Andalucia, etc.)Queprovocarondesafortunadamente una Guerra civil (1936-1939) y fue gracias a la mayor parte del ejercito quien impidió la desintegración definitiva de la nación española.

Una de las características peculiares y más acusadas  de la clase política española es la falta absoluta de conciencia nacional y desafortunadamente ha sido una constante a lo largo de nuestra historia constitucional, y por tal motivo es necesario potenciar a las Fuerzas armadas como una garantía para mantener continuamente la viabilidad de España.

Durante el régimen del general Franco hubo una gran estabilidad y la clase política apátrida y no afín al sistema político estaba callada por miedo a la represión pero actualmente concurren las circunstancias agravantes para la viabilidad de España (no existe un poder político centralizado sino fraccionado en reinos taifas que son las Autonomías y algunas controladas por independentistas y separatistas, tales el ejemplo de Vasconia, Navarra, Cataluña y ahora Baleares y Valencia; en Cataluña ya ha habido dos conatos de secesionismo en el gobierno de Arthur Mas y ahora con Puigdemont).

Por las circunstancias citadas es necesario que cuando se promulgue una Nueva Constitución se creen dos poderes paralelos, del mismo ámbito independiente entre sí, el poder político y el poder militar que actuaran al unísono si se cumple la Constitución pero si no es así discreparan y la finalidad última es la viabilidad de España.

No entiendo porque nuestros países vecinos como Alemania y Francia tienen una dotación de las Fuerzas armadas en el entorno de 350.000 miembros y España apenas llega su ejército, incluido los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a 120.000.

Compartir

3 thoughts on “Que males nos aquejan para la supervivencia de España”

  1. No conozco lo de Alemania, sino que en Francia, hace un poco más de 30 años, los efectivos de las fuerzas armadas eran el doble. Y la población francesa era y es un poco más importante que la de España ( + unos 20 millones). No se parece que la clase política francesa tenga más conciencia política que la de España (y si no hay los mismos problemas autonomías, hay observadores que hablan de territorios perdidos de la República Francesa, es decir que ya muchos barrios se encuentran bajo el dominio de la Sharia y de economías paralelas). Y si Francia tiene muchas FFAA y de Seguridad, si se comparan con España, después de la época colonial, nunca Francia se ha encontrado como hoy, presente en tantos “teatros exteriores”, y hacer la guerra “Pour le roi de Prusse” como se decía antes, es decir sirvir intereses que no son los del país, sino los de la OTAN y del N.O.M.; además en África las FFAA francesas tienen que luchar contra los grupos armados musulmanes, mientras que en el propio territorio francés, ya el 25% de los recién nacidos son de padres musulmanes (el 70% en la región parisina), sin hablar de la inmigración (oficial y no oficial) de varones jóvenes muy importante, y de la política suicida de incitación a esta inmigración.
    Las mismas causas provocan las mismas catástrofes, con desde luego, las particularidades de cada país
    La supervivencia de España (y otros países como Francia a pesar de los efectivos de sus FFAA) nunca resultó tan preocupante esencialmente por causa de la natalidad y su tasa suicida. Claro que se necesitan más fuerzas armadas pero ¿cómo tener reclutas sin natalidad? Y no es la feminización bajo la máscara de igualdad ideológica que va a corregir durablemente el problema. Un país sin niños (y sin apoyo verdadero a las familias) es, a más o menos plazo, un país condenado. Ya el emperio romano (¿y visigodo?) desapareció por falta de natalidad.
    Pero quizás, hay algunos signos de esperanza con lo que se pasa en Hungría, Italia, etc. Y que Dios tenga piedad de nosotros.

  2. En uno de mis últimos ensayos titulado El Ocaso de Europa en el Siglo XXI desarrollo un epígrafe sobre la islamización de Europa y su futuro no será necesario como en el siglo XVI de poner cerco a Viena como lo hizo el Sultan turco Soliman El Magnifico,ahora no se necesitaran armas ni logística ,solamente de una forma pacifica y por el vientre de sus mujeres ,el Islam dirigirá enun futuro Europa y quizás parte del mundo.He aquí mi articulo:EXPANSION POLITICA DEL ISLAM EN EL FUTURO DEL MUNDO.

    Como consecuencia de la celebración de Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización, que tuvo lugar en el Vaticano en el mes de octubre del 2012, el cardenal Turkson, de origen ghanés y Presidente del Consejo de Justicia y Paz presentó ante los concurrentes un video titulado Muslim Demographies. En este video que ha sido visto por más de 13 millones muestra estadísticas reales de la población europea en el futuro. Las realidades que expone son las siguientes: En apenas 39 años, Francia será una República islámica. Francia tiene una tasa de natalidad del 1,8 para el ciudadano autóctono francés, sin embargo las familias musulmanas que viven en el país se incrementan al 8,1. Así que el país, en antaño con el proceso de construcciones religiosas (Iglesias, ermitas, conventos ect,) hoy se ve superado con creces de de nuevas mezquitas y minaretes. En el sur de Francia el 30% de los jóvenes menores de 30 años son musulmanes y en las ciudades como Marsella, Niza o París esta cifra se eleva al 45%. A pues se prevé estadísticamente que en 2027, uno de cada cinco franceses será musulmán y en solo 39 años Francia será una República islámica. En España, la tasa de natalidad es del 1,1 y estos valores son parecidos en Italia, Grecia y Portugal. En Inglaterra, en un periodo de 30 años ha pasado la comunidad musulmana de ser 82.000 a dos millones y medio de musulmanes y actualmente hay más de 1000 mezquitas en las islas, antes antiguas iglesias. En Holanda, la comunidad musulmana será mayoría pasados 15 años y la mitad de la población holandesa será musulmana. En Bélgica, hay un 25% la población que es musulmana y el 50% de los recién nacidos son musulmanes. En Rusia, existe actualmente unos 23 millones de musulmanes, lo que significa uno de cada cinco rusos es musulmán y con la previsión del 40% del ejército ruso será musulmana en pocos años.
    251

    En un estudio demográfico realizado en los Estados Unidos de América, se prevé que en 2025 existirá un 30% de la población mundial que será musulmana, frente al 25% de la población cristiana. Todos estos testimonios prueban la realidad de la islamización del mundo y Occidente en un plazo corto, se verá la irrupción de Repúblicas islámicas, que pacíficamente nacerán en su seno, no siendo necesaria una conquista militar sino de forma actual por la fecundidad del vientre de sus mujeres que serán las que serán las adalides del incremento demográfico de la población musulmana en nuestro continente.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*